FANDOM


[Pasaje de las conclusiones de un decano, del Decano supremo Tynan Wallace]

Tras pasar dos años en compañía de herejes, dementes y algún que otro villano perverso que era un auténtico practicante de magia negra, puedo asegurar honradamente que he visto cosas que harían perder la razón a la mayoría. Aunque los juicios y las quemas suponen un gran cargo de conciencia, he de dejar constancia escrita de lo que ha supuesto una oportunidad única de presenciar las variopintas perversiones que el Forastero otorga a quienes buscan su tenebroso consejo.

Muchos de los que vimos estaban acusados de embrujar a sus vecinos o a sus familias, controlándolos desde lejos, o incluso metiéndose en su piel. Y he visto con mis propios ojos cómo una mujer se metía en el cuerpo de otra y merodeaba sin ser vista hasta que un decano alerta abatió tanto a la bruja como a su huésped.

Otros, como se detalla aquí, parecían estar en dos sitios a la vez, o desvanecerse de un sitio para aparecer en otro.

Nuestra labor era seria, lo sabíamos, pues, si los seguidores del Forastero pueden realmente meterse bajo la piel de otro, o desplazarse como el viento, ¿cómo podemos esperar erigir muros que los mantengan a raya? Fueron estos juicios los que nos llevaron en un primer momento a investigar barreras más allá de las físicas.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.