[Pasaje de un reportaje periodístico sobre actividades del crimen organizado]

Un caballero de avanzada edad juró y perjuró que a su hermano se lo habían llevado "los balleneros", una conocida banda relacionada con el individuo llamado Daud.

Según Pieter Mansfeld, su hermano Radof se sentía orgulloso de trabajar con el Grupo de ciudadanos responsables del jefe real de espionaje, y no se avergonzaba lo más mínimo de informar de lo que el percibía como negocios turbios de sus rivales en las lonjas de pescado. Pero esa podría haber sido la raíz de sus problemas.

En el sexto día del mes de la hoguera, Radof irrumpió en casa de Pieter, pálido y presa del pánico, afirmando que lo perseguía un grupo de rufianes con trajes de cuero y mascarillas para vapores, de las que usan los hombres que trabajan en las fábricas de aceite de ballena. Pieter le ofreció cena y bebida, y lo mandó a su casa más adelante, esa misma noche. Tras lo cual, no se volvió a saber de Radof.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.