FANDOM


[Pasaje de un libro sobre compañías sólidas de Dunwall]

En los primeros tiempos, cuando los barcos traían a las grandes ballenas muertas, los hombres las despedazaban y convertían su grasa en aceite en enormes cubas a orillas del Wrenhaven. Las pequeñas tripulaciones tenían sus propias cubas, y los trabajadores se especializaban como encargados del fuego, rebanadores, destripadores, cargadores o coladores.

Inevitablemente, cuando aumentó la demanda, se metieron los empresarios, atrayendo a las mejores tripulaciones con promesas de jugosos salarios y condiciones más seguras. Casi de la noche a la mañana, los lindes del barrio financiero Rudshore se llenaron de almacenes. Ninguno estaba mejor organizado, ni, a decir de algunos, era más implacable que la casa ballenera Greaves, creada por el propio Ebenezer Greaves.

La ballenera Greaves creció rápidamente, absorbiendo a sus rivales hasta dominar el negocio. En sus momentos de mayor esplendor, la compañía empleó a más de 300 trabajadores, sin incluir a los niños que desempeñaban papeles menores, aunque a menudo trágicos. Todos aquellos relacionados con la refinería eran fácilmente reconocibles por sus uniformes industriales de cuero de pies a cabeza y las máscaras que llevaban para protegerse de los vapores.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.