Wiki Dishonored
Advertisement

La Festividad de la fuga es un periodo de tiempo en el que reina la anarquía siguiendo el final del calendario anual.[1]

El siguiente año no empieza justo después del día 28 del mes de las canciones[2], sino que comienza este periodo "fuera del calendario". El Decano Supremo en funciones declara iniciada y finalizada la fiesta en "uno o dos días"[3] cuando se observan las señales cósmicas adecuadas.

En este periodo, la gente puede hacer lo que quieran sin miedo a repercusiones, ya que este tiempo "no existe y no queda registrado". Son comunes las infracciones contra las Censuras, como la embriaguez y el adulterio. Los crímenes no se persiguen, y la gente se pinta la cara o lleva máscaras para ocultar su identidad cuando "se dejan llevar por sus pasiones sin reservas". Los nobles suelen salir de los núcleos urbanos o se rodean de guardias, incluso llevan a cabo sus propios métodos de libertinaje. Los ciudadanos de clase baja quedan abandonados a su suerte en mitad de este caos.

Cuando se ven los signos celestiales apropiados, el Decano Supremo llama al himno de la expiación, termina la festividad y da comienzo al siguiente año.

Curiosidades[]

  • Esta celebración es comparable al Carnaval, fiestas donde la gente viste trajes y máscaras, aumenta el consumo de alcohol y se dejan a un lado las convenciones sociales sin que parezca algo extraño.
  • La Festividad de la fuga coincide con el día 365 o 366 del calendario de las islas.
  • En términos médicos, una "fuga" o "fuga disociativa" es un periodo de amnesia en la que la persona además se aleja de su hogar o lugar de trabajo.[4]
  • En Dishonored se puede escuchar a varios nobles hablando sobre salir de la ciudad durante la Festividad de la fuga.
  • El Decano Supremo Francis Perry desapareció misteriosamente durante una festividad de la fuga y su cuerpo nunca apareció.[cita requerida]
  • Según el manual de rol, un grupo de prisioneros morleyanos planean atacar la caravana de Lady Julie Coldridge y asesinarla. Ethan Finchley, un guardia de Dunwall les informa que el mejor momento sería "durante la festividad de la fuga para que no haya consecuencias legales de lo que pueda ocurrir en los caminos", dando a entender que incluso el asesinato está permitido en este periodo.[5]

Referencias[]

Advertisement